6 consejos para que tu teletrabajo sea productivo

Teniendo en cuenta el contexto actual en el que estamos viviendo, nuestro deber para cuidar tanto nuestra salud como la de los demás, y ayudar a que esta pandemia del COVID-19 se acabe, es y será por varios días quedarnos en casa.

Es por eso que en Goodbox tenemos los mejores 6 consejos para que tu teletrabajo en casa sea productivo.

1. Empieza tu día laboral temprano:

El hecho de trabajar desde casa no implica que te puedas relajar. Deber ser responsable para poder ser productivo cuando llegas a tu escritorio a primera hora. Por lo tanto, luego de escuchar la alarma y darte una buena ducha despertadora, comienza tu día laboral de inmediato.

¡Sí! Aunque te resulte difícil de creer, una manera de mejorar tu productividad cuando trabajas en casa es poner manos a la obra apenas te despiertas. Comenzar un proyecto apenas te levantas de la cama puede ser clave para progresar más rápidamente durante el día. De lo contrario, te arriesgas a que un desayuno prolongado y la pereza innata de la mañana se lleven tu motivación.

Eso sí, para que no te distraigas mucho, acompaña tu mañana con el clásico café que acostumbrabas a tomar en la oficina.

2. Organiza el día como si realmente estuvieras en la oficina:

Cuando trabajas en casa, eres tu propio jefe, pero si no tienes reuniones o compromisos que te den pequeños descansos durante el día, podrías perder la concentración o terminar agotado.

Para mantener una organización, divide tus tareas del día y en qué momento las llevarás a cabo. Si tienes un calendario en línea, crea eventos personales y recordatorios para pasar de una tarea a otra. Existen algunas herramientas online que puedes usar, como por ejemplo el Calendario de Google, aunque nosotros te recomendamos una mejor opción, que es la que utilizamos en Goodbox: Microsoft Teams, una plataforma colaborativa que Microsoft liberó por seis meses. En ella puedes hacer esto fácilmente.

3. Prepara y personaliza un espacio de trabajo cómodo y tranquilo:

Que no trabajes en una oficina no significa que no puedas tener tu oficina propia. En lugar de acostarte en el sofá o en la cama (lugares que asociamos con actividades en nuestro tiempo libre), asigna una habitación o un espacio específico para trabajar. Es muy importante que prepares un buen lugar de trabajo, que sea tranquilo y silencioso, donde puedas realizar videollamadas con clientes, colegas, y otros, evitando así estímulos extraños o ruidos molestos.

Además, la conexión a internet es también un punto muy importante: busca el mejor rincón de tu casa en donde tengas la mejor señal. No querrás estar con problemas de conexión en plena videoconferencia.

4. Evita las redes sociales

Las redes sociales están diseñadas para que puedas abrirlas y consultarlas en un instante, pero si estás trabajando, esto puede ser muy perjudicial para tu productividad.

Para evitar acceder fácilmente a las redes sociales durante el horario laboral, quita los atajos del navegador y, según Fast Companycierra la sesión en cada cuenta. También puedes considerar la idea de trabajar en una ventana privada o, si usas Chrome, una ventana “de incógnito”. De esta manera, no iniciarás sesión en ninguna de tus cuentas y cada búsqueda web que hagas no completará automáticamente las palabras que escribes. Así evitarás tomar demasiados “descansos” durante el día.

5.  Planifica tus tareas la noche anterior:

Dedicar demasiado tiempo a definir lo que harás durante el día puede evitar que llegues a hacer esas tareas. Además, si planeas tu lista de tareas con tan poco tiempo, podrías sentirte tentado a cambiar cosas sobre la marcha.

Cambiar lo que necesites en tu agenda es importante, pero también lo es respetar las actividades programadas para el día.  Por eso, trata de consolidar las actividades en tu agenda el día anterior, luego de haber finalizado tu “jornada laboral”. Esto hará que tenga más peso cuando pongas manos a la obra el día siguiente. 

6. Toma un descanso

Es tan fácil distraerse cuando trabajas desde casa que puede tentarte la idea de no tomar nunca un descanso para evitar esta situación. No permitas que la culpa de trabajar desde la comodidad de tu hogar te evite tomar pequeños descansos. Nos hacen bien y ayuda a que no estemos tan estresados.

Eso sí, la recomendación sugiere que no caigamos en la tentación de relajarnos tanto y de extender por varias horas el descanso: debe aportar a la productividad, y no entorpecer.

En lugar de simplemente abrir YouTube y ver algunos videos, aprovecha tus descansos para alejarte del escritorio. De ser posible, sal a tomar aire fresco al patio o terraza, practica deporte en tu casa o pasa algo de tiempo con quien esté contigo.

BONUS: Prepara tus comidas la noche anterior

Cuando estás en tu casa, puede resultar tentador dedicar tiempo a prepararte un buen desayuno o almuerzo, con todo lo que eso implica. No pierdas tiempo valioso preparando la comida del día: cocina el día anterior.

Cocinar de antemano te garantiza tiempo para disfrutar de la comida y evita que malgastes energía en tareas que no se relacionan con tu trabajo. 

Acerca de Goodbox: Goodbox es consultora nacida en Chile, en el año 2015, compuesta por un grupo de profesionales especialistas en la generación y entrega de valor a través de estrategias de marketing orientadas a los resultados.

https://goodbox.cl/

Fuente: HubSpot

Write a comment